Tipos de tintas. Eliminación de un tatuaje

A la hora de realizar un tatuaje, tan importante es la habilidad del tatuador como el tipo de aguja y la clase de tinta que se  utilice. Serán factores que luego influirán si en algún momento deseas retocar, cambiar o eliminar tu tatuaje.

Es muy importante que antes de realizarnos un tatuaje pidamos toda la información posible al tatuador sobre las tintas que va a utilizar, ya que al fin y al cabo es un “material extraño” que vamos a introducir en nuestro organismo.

Todas las tintas deben ser hipoalergénicas (son productos indicados para evitar síntomas de alergia), lo que no significa que por una especial sensibilidad a algún componente de las tintas se consigan evitar síntomas alérgicos o una especial reacción. En  el caso del color rojo ( o mezclas de color en que se utilice el rojo), es extremadamente complicado garantizar que sea completamente hipoalergénica por su especial composición.

TIPOS DE TINTAS

–Tintas vegetales: Compuestas por pigmentos de origen orgánico, por lo que como norma no producen reacciones alérgicas o similares. Con estas tintas, no se consiguen “colores vivos” y se decoloran más rápidamente que las acrílicas. Son más fáciles de eliminar o retocar.

–Tintas acrílicas: En su composición figuran metales: arsénico, cobalto, berilio, selenio, niquel,….que proporcionan una mayor “vivacidad” a los colores y mayor resistencia al paso del tiempo. Estos tintes presentan más tendencia a provocar reacciones alérgicas y suponen un inconveniente a la hora de tener que realizarse ciertas pruebas médicas como escáners  (resonancias magnéticas). Estas tintas ofrecen una mayores inconvenientes en el proceso deeliminación del tatuaje y es más complicado obtener los resultados que se consiguen al borrar tatuajes realizados con tintas vegetales

COLORES DE TINTAS Y ALGUNOS DATOS SOBRE SU COMPOSICIÓN

Tinta azul: Su composición suele ser a base de sales de cobalto y puede presentar algún tipo de reacción en pieles hipersensibles.

Tinta verde: Contiene cromo entre sus componentes y puede provocar  reacciones a distintos niveles dependiendo de la sensibilidad de la piel.

Tinta negra: Realizada con carbón es la tinta más utilizada en los tatuajes. No contiene derivados de metales (salvo raras excepciones) por lo que es muy tolerable por la piel. A veces, si se produce reacción puede deberse a la presencia de Fenol.

Tinta amarilla: Puede provocar alguna ligera reacción cutánea por la presencia de sulfito de cadmio en su composición.

Tinta morada (violeta): Presencia de magnesio que puede provocar algún tipo de reacción.

Tinta roja: Es la tinta que más reacciones alérgicas produce y es curioso en que en numerosas ocasiones la reacción a esta tinta se produce pasados varios años desde la realización del tatuaje. La presencia de cinabrio (compuesto por mercurio y azufre) en las tintas con este color la convierten en el verdadero quebradero de cabeza para tatuadores y personas tatuadas. Como alternativa, se pueden utilizar tintas compuestas con corazas de insectos.

Al mezclar tintas para obtener nuevos colores, se podrán padecer las reacciones que los colores originarios pueden producir.

Y una vez más, incidir en el hecho de que cada piel puede reaccionar de una manera particular ante un agente externo y de eso debemos ser conscientes  al realizarnos un tatuaje y al eliminarlo.

Publicado: 27 de Junio de 2016 a las 14:52