Tatuajes a niños enfermos por sonrisas

  • El artista Benjamin Lloyd regala obras de arte en la piel a los pequeños para darles más confianza

Benjamín Lloyd disfruta con la sonrisa de los niños a los que tatúa (Facebook/ Benjamín Lloyd)



Benjamin Lloyd se ha propuesto alegrar la estancia de los más pequeños en un hospital de Nueva Zelanda. Lo suyo son los tatuajes y ha encontrado la forma de aportar su granito de arena. Con un aerógrafo y tinta orgánica convierte el cuerpo de los niños en auténticas obras de arte temporales. Sí, son sólo tatuajes para unos días, pero que sirven para que se diviertan y arrancarles algunas sonrisas.

Todo empezó con una apuesta. Benjamin Lloyd lleva años utilizando esta técnica ideal para niños. Mediante su perfil de Facebook lanzó un reto que se le fue de las manos. El pasado domingo colgó una foto de una de sus creaciones a un chaval y prometió que si el post llegaba a los 50 ‘me gusta’ iría al hospital a tatuar a todos los niños que lo quisieran. No sólo alcanzó esa cifra, sino que su iniciativa gustó a más de 450.000 personas. Una repercusión que no se esperaba.

“Parece que tendré que cumplir mi promesa”, anunciaba el propio artista al ver la repercusión de su reto en Facebook. “Nada me alegra más que aportarles más confianza a los niños con el tatuaje que ellos elija”, escribió Benjamin también en su perfil para mostrar que estaba encantado con la apuesta.

La iniciativa ha prosperado y las televisiones locales ya han puesto sus ojos en él. Benjamin ha recibido multitud de solicitudes y en los próximos días empezará a pintar a los pacientes del Hospital infantil de Auckland.

Publicado: 25 de Mayo de 2016 a las 10:57