Gracias a esta tinta efímera, nunca más volverás a arrepentirte de un tatuaje

Un grupo de estudiantes desarrolla una tinta permanente que se remueve con facilidad de la piel. El producto se comercializará a finales de 2017

Por: Pablo Rodríguez, viernes 20 de mayo de 2016

2210 sharescompartir en Facebookcompartir en Twittercompartir por emailcompartir en Menéame

Geoff Ostling by Lisa Maree

Somos la generación de la tinta. La de los tribales, las estrellas en el codo, el nombre de él o ella en el brazo y la frase de moda "in english". Embriagados de la cultura pop y las reminiscencias vintage de moteros y estrellas de rockentregamos nuestro cuerpo a la aguja y prometemos serle fiel hasta que la muerte nos separe.

Cuando uno decide pintarse la piel casi que es mejor no comentarlo con nadie de antemano. Por aquello de no hartarse a poner mala cara ante preguntas del tipo... "¿Estás seguro? Es para toda la vida". 

La frase resuena en nuestra cabeza cuando entramos en el estudio. "Yo nunca he sido de compromisos", piensas. Pero ¿y si pudieras deshacerte de un tatuaje incómodo de la misma manera que te deshaces de una relación tóxica?

Y no, no hablamos del láser.  

Un equipo de estudiantes de ingeniería química ha desarrollado una tinta especial y una solución tópica que actúa de "borrador". La tinta es permanente y su textura es similar a la de un tatuaje convencional. La diferencia está en el proceso de eliminación

Ephemeral es partidaria del divorcio consensuado entre tinta y cuerpo.Si no puedes evitar la sensación de que tu relación con esa marca borrosa que no luce como antaño ha llegado a su fin, estás de enhorabuena: es posible separarte de ella por y para siempre. Y sin dolor.

Cinco estudiantes de ingeniería química y biomolecular de la Escuela Tandon de Ingeniería de la Universidad de Nueva York y uno de la Escuela de Negocios Stern han ideado un método para borrar la tinta de los tatuajes que se dice revolucionario. El proyecto, presentado a concurso en el $200K Entrepreneurs Challenge, se ha alzado con el primer premio en un certamen que recompensa las propuestas emprendedoras más originales. El equipo recibió un premio de 75.000 dólares tras 8 meses de competición en los que midieron fuerzas con otros 248 diseños innovadores.

El equipo ha desarrollado una tinta especial y una solución tópica que actúa de "borrador". La tinta es permanente y su textura es similar a la de un tatuaje convencional. La diferencia está en el proceso de eliminación: la persona se somete a un procedimiento indoloro que no deja marcas visibles en la piel.

"La tinta de los tatuajes es permanente porque las moléculas teñidas son demasiado grandes para que el sistema inmunológico pueda procesarlas y deshacerse de ellas", explica Anthony Lam, uno de los cofundadores de Ephemeral. "Hemos logrado encapsular moléculas más pequeñas dentro de una estructura esférica tan grande que el cuerpo no puede descomponerlas. Pero cuando borras, la solución se 'come' uno de los componentes y las moléculas teñidas desaparecen".

  Ephemeral nace de una experiencia personal. Seung Shin, otro de los integrantes del proyecto, cuenta cómo su familia se opuso con firmeza a su decisión de tatuarse el cuerpo. La situación se complicó cuando quiso deshacerse del grabado en su piel con tecnología láser. "Fue extremadamente doloroso, inefectivo y costoso", cuenta. Ahí fue cuando pensó que el mundo necesitaba un mejor método para deshacerse del compromiso vitalicio que nos ata a los adornos cutáneos.

El joven ha confirmado que esperan comercializar el producto en otoño del próximo año.

Publicado: 16 de Junio de 2016 a las 12:13