Cada vez que una mujer ha pasado por su vida, este madridista ha decidido plasmarlo en su piel y, como borrarlo no siempre es fácil, ha optado por poner parches. Así que, viendo esto, imaginen su lista de conquistas...

✩ Prepara la piel con una buena exfoliación e hidratación
Una piel en perfectas condiciones será una piel que cicatrice más rápido y dé menos problemas durante el periodo de curación. Por eso, si realizas una exfoliación 15 días antes, y mantienes una buena rutina de hidratación, todo será mucho más sencillo. Además tendrás que estar unas dos o tres semanas sin poder exfoliarte la zona una vez tatuada, por lo que librarla de las pieles muertas con anterioridad te ayudará a que una vez que la herida esté completamente curada, el tatuaje luzca perfecto.

Publicado: 8 de Junio de 2016