Corregir, eliminar o retocar tu maquillaje permanente, en Tatualia.

Ya os explicamos

 qué es la 

micropigmentación

 y cómo puede corregirse o eliminarse si uno no está satisfecho con el resultado que ha obtenido después de haberse sometido a un tratamiento de este tipo. En esta ocasión queremos daros algunos detalles acerca del tratamiento que tiene que llevarse a cabo si se quiere eliminar o corregir el maquillaje permanente.

  • DIAGNÓSTICO PREVIO

No puede realizarse un diagnóstico previo como ocurre con el tratamiento de eliminación de tatuajes, ya que no puede saberse qué tipo de tinta o profundidad tiene el área micropigmentada hasta que no se realiza el tratamiento. Aún así, la tinta de una micropigmentación puede migrar de color y por eso es complicado hacer dicho diagnóstico.

  • TRATAMIENTO

El tratamiento que proporcionamos en Tatualia no es invasivo ni doloroso. Las molestias que pueda causar un tratamiento de este tipo también dependerán de la sensibilidad que tenga cada zona. 

El láser actúa selectiva y específicamente en la zona que presenta pigmento, no afecta a la piel que se encuentre a su alrededor. Es eficaz y seguro, ya que podemos controlar los parámetros del láser con los que queremos trabajar y conseguir así muy buenos resultados. 

Se suelen requerir más sesiones que para borrar tatuajes (pueden ser incluso el doble). Se necesita un grado de conocimientos y especialización muy alto, por eso es primordial ponerse en manos de un equipo de profesionales que puedan proporcionar excelentes resultados en el tratamiento.

  • SESIONES

Es importante dejar tiempo entre las sesiones que formen parte de un tratamiento para que el tejido y la zona de piel en la que se trabaje se regenere correctamente, vuelva a adquirir melanina y pueda igualarse el color de la piel tratada a la circundante, el cuerpo elimine las partículas de pigmento a través del sistema linfático y la zona esté lista para volver a ser tratada en la próxima sesión. 

El número de sesiones que cada paciente necesite dependerá de las características que presente su maquillaje y de cómo su piel responda a cada sesión a las que se someta. 

  • DESPUÉS DEL TRATAMIENTO

Si lo que se desea es volver a tatuar la zona en la que se ha eliminado un pigmento, es posible siempre que la piel esté sana y el paciente no presente mayores complicaciones o haya tenido infecciones. Es muy común que una persona que ya se haya realizado una micropigmentación quiera repetir y volver a micropigmentar cualquier área en la que ya se hubiera hecho, para intentar conseguir un mejor resultado después de haber corregido color o trazo. Los aspectos de la micropigmentación que es más común querer cambiar o corregir suelen ser el color, el emplazamiento, la densidad de pigmento aplicado o la cantidad de espacio que ocupa.

Queremos aclarar que es conveniente dejar pasar un tiempo prudencial antes de tatuar de nuevo la zona en la que se haya hecho el tratamiento, 6 meses como mínimo.

Esperamos que esta información le sea de utilidad a aquellos que se hayan realizado algún tipo de micropigmentación y quieran realizar un cambio en los resultados que han obtenido. ¡Ya sabéis que podéis contar con 

nosotros

 para ello! 

Publicado: 27 de Abril de 2016